Soldofá: ven a vivir tus ilusiones...

Metodo Soldofa

La música es la expresión de sentimientos que forman el carácter emocional de una persona. Nuestro propósito es conseguir que nuestros alumnos encuentren en la música la forma de sentirse bien consigo mismos, motivándoles para que disfruten de aprender. Por ello nuestro método no sólo les enseña música, sino también a ser buenas personas y educarlos en valores.

El siguiente video producido por el poeta Richard Williams
 coincide bastante bien lo que buscamos conseguir con nuestro proyecto educativo, el "MÉTODO SOLDOFÁ":



EXPLICACIÓN DEL MÉTODO SOLDOFÁ:

Escuela, familias y actividades sociales y culturales.

Ser profesor en la Escuela de Música Soldofá significa haber cumplido con unos requisitos exigentes. La vocación docente va unida a una buena formación, valorando mucho los méritos y el esfuerzo. Los profesores se adaptan a las necesidades de los alumnos, así como su disposición y capacidad para aprender.

Por otra parte, es necesario que desde casa se fomente el valor del esfuerzo y el interés por aprender, es decir, cultivar una cultura educativa un tanto especial. Implicarse en lo que hace la escuela y los profesores que pueda tener el alumno, puede facilitar las cosas a los docentes y repercutir positivamente en el estudiante. También es importante dar ejemplo. Es un cambio de hábitos que merece la pena. Por ello, es necesario una implicación y coordinación entre profesores y familias. Además, son precisas unas necesidades sociales y culturales dispuestas a colaborar en tareas educativas, como pueden ser trabajos en grupo, audiciones, salidas a conciertos para participar o ver, incluyendo excursiones de convivencia entre alumnos, familiares y profesores. En definitiva, hacer que tengan una oferta de ocio atractiva para las familias y hacer que los planes para el tiempo libre la contemplen como la principal opción. 

 

La infancia como etapa clave.

Si dirigimos todos los esfuerzos a proporcionar una excelente educación en las primeras etapas, se gana en una base sólida de conocimientos, rutinas y hábitos de estudio, pero también de valores. Posiblemente sea una buena receta para reducir el fracaso escolar. Una de las características es que cada alumno dispone de un tutor (que suele ser el profesor de instrumento) y se rehúye la comparación y la competitividad.

 

Un plan de estudio individualizado y distinto al que todos conocemos.

Cuando un alumno empieza en nuestra escuela, lo primero que pensamos es que tiene que disfrutar de aprender, estar motivado en todo momento y enseñarle que todo esfuerzo obtiene una recompensa. A partir de ahí estudiamos cada caso y poco a poco vemos si existe un talento especial que pueda dar lugar a una carrera de música profesional o si enfocamos la programación desde otro punto de vista, siempre pensando en que la finalidad es que la música debe provocar una sensación de felicidad y el alumno debe disfrutar de tocar un instrumento.



No valoramos las horas de clase, sino la calidad de las mismas. Estudiamos cada alumno para ofrecerle lo mejor según sus posibilidades. Consideramos que todas las asignatauras complementarias al instrumento son indispensables para una buena educación musical y el correcto aprendizaje del instrumento. Para ello también se añaden actividades de trabajo en grupo con otros instrumentos, actividades culturales, participación en eventos, etc., dando así la posibilidad de perfeccionar su educación musical.

Las clases de lenguaje son muy dinámicas, tienen su parte teórica y su parte práctica, donde los alumnos comprueban para que sirve lo que están estudiando y por tanto les motiva más a seguir aprendiendo.



Además, nuestro método no está catalogado por cursos, no tiene exámenes y nadie repite curso. ¡¡¡Un momento¡¡¡ ¿Hemos leído bien? ¿Pero qué dice? Pues si, esta es la esencia de nuestro método, un m
étodo que odia la frase "es que siempre se ha hecho así"... pero debes seguir leyendo para entenderlo.


Nuestro centro no está reglado. Eso significa... ¡¡¡ LIBERTAD !!!. Libertad para impartir un método de enseñanza de calidad y basado en la motivación del alumno que se define en base a unos principios educativos que forman lo que denominamos "MÉTODO SOLDOFÁ", que todos los profesores de este centro compartimos y que explico a continuación:

El profesor conoce perfectamente la capacidad del alumno gracias al desarrollo de las clases y del aula virtual, suficiente para determinar su nivel en base a 14 categorías que van representadas con una figura musical, desde la "cuadrada" hasta la "semifusa con puntillo" (máxima categoría del grado elemental). Para conseguir pasar de categoría el alumno deberá demostrar unos mínimos exigibles al profesor, sin necesidad de exámenes y que están determinados en la programación didáctica del método Soldofá. El profesor se basará en el progreso de las clases que quedará reflejado en una base de datos visible desde el aula virtual para el alumno y en el trabajo académico para otorgarle la categoría correspondiente. Sólo si un alumno desconfía de estar en la categoría correcta puede solicitar una revisión y un tribunal compuesto por 3 profesores determinará la categoría correcta del mismo (en este único caso sí que tendrá que haber una serie de pruebas académicas, evidentemente).



Como he dicho, los cursos no se determinan por números. Entonces, ¿Cómo los juntamos? Los grupos se llaman "Divertimento de blancas", "Divertimento de negras", etc. Esto significa que si un alumno tiene una categoría superior a sus compañeros puede elegir entre seguir con ellos y hacer una adaptación curricular o cambiar a otro grupo donde predomine su categoría (aconsejable). Para asegurar una correcta educación usaremos el aula virtual donde tendrá una enseñanza muy personalizada adaptada a sus necesidades educativas.

Al no haber cursos, nadie repite curso, así de simple. Cada uno va subiendo de categoría según sus posibilidades, su dedicación y sus méritos, 
cambiando de grupo en lenguaje musical en cualquier momento del año, sin necesidad de esperar un curso académico completo. No todos tienen el mismo tiempo para estudiar, ni la misma motivación, ni hay que tener prisas. Cada uno a su ritmo y siempre con la intención de evolucionar de una manera feliz, disfrutando de aprender. 


Por nuestra parte, los profesores los escuchamos, les aconsejamos, les motivamos y les guiamos para que consigan sus objetivos, siempre positivos. De hecho, sustituimos el "boli rojo" que tacha los fallos por el "boli verde" que le señala los aciertos o le dice como debería ser.

Por último, si alguno de nuestros alumnos quiere ingresar en el Conservatorio Profesional de Música, no tiene de qué preocuparse ya que, aunque nuestro método es diferente en el procedimiento, los objetivos que constan en las programaciones de cada actividad (publicadas en la web) son muy similares y la calidad de la enseñanza también. Todo depende de la voluntad del alumno por aprender.



¿Cómo saber si has elegido una escuela de música adecuada?

Elegir una escuela de música para tu hijo es una decisión importante: el ambiente donde convive tu hijo es determinante para el desarrollo de su personalidad y sus habilidades sociales, académicas y artísticas. Entonces, ¿cómo hacer la mejor elección?

- Acuérdate de tus propias experiencias académicas y escoge las características que más te funcionaron para ti como estudiante. Tu propia formación educativa te ha dejado con ciertas tendencias y convicciones que ahora debes aplicar para buscar las mejores oportunidades para tu hijo.
Visita la escuela y podrás tener una mejor visión del proyecto educativo que van a utilizar para formar a tu hijo. Además, puedes hacer preguntas puntualizadas y debes sentirte con todo el derecho de pedir una explicación por cualquier cosa que no entiendas claramente.
Conoce a tu hijo. No hay ninguna escuela que sea perfecta para todos los niños. Hay niños muy independientes quienes funcionan muy bien sin demasiada estructura, y otros que tienen mejores resultados en un ambiente más controlado.
Al final del camino, tendrás que estar de acuerdo con la filosofía educativa de la escuela donde estudia tu hijo para que, por el bien del niño, se forme una buena relación casa-escuela.



 
Aula virtual:
 
Los alumnos y profesores usamos nuestra propia aula virtual para mantenernos comunicados on-line durante toda la semana y poder estudiar en casa con la tranquilidad de tener un profesor on-line que nos puede ayudar con nuestras dudas, nos aconseja y nos envía material para poder aprender más y mejor. Además, tenemos un acceso especial para padres que permite que puedan ver el progreso de sus hijos, las actividades que realizan, las calificaciones que están obteniendo semana por semana para poder ayudarles a tiempo y evitar sorpresas a final de curso. Una idea que surge de la motivación de los profesores por ayudarles a crecer en sus estudios de la forma más personalizada posible.

Soldofá ha sido la primera escuela de música de Mallorca con profesor de apoyo on-line en su página web y dispone de Aula Virtual para que sus alumnos amplíen sus conocimientos con vídeos, ejercicios interactivos y juegos divertidos.



Además, si algún padre desea quedarse en clase para ver como aprende su hijo y así pueda ayudarle después en casa (Excepto en el grupo de "redondas" que no se permite la asistencia de padres para evitar distracciones, pero pueden verlo todo desde una gran vitrina). La academia también dispone de zona Wifi gratuita, para que los papás no se aburran mientras esperan.

 
 



¿Cómo participar en las actividades y los grupos musicales?
  

Promovemos la participación conjunta de alumnos que estudien o no instrumentos diferentes y acordes a su nivel para interpretar obras en grupo, trabajando coordinadamente con los demás profesores, dentro del denominado "Método Soldofá". Aquí, un profesor les enseña a coordinar e interpretar en grupo y les adapta las partituras para que puedan disfrutar de las obras que les guste tocar.
  


 

¿Cómo puedes ver los avances de tus hijos?


Audiciones:

Durante el curso realizamos audiciones con los alumnos que van progresando, con el fin de que se acostumbren a tocar en público y qué mejor forma que con la familia como público. Así les sirve de preparación para el concierto de alumnos.

Conciertos de Alumnos:

Una cosa es la capacidad de tocar el instrumento y otra es la capacidad que se tiene de actuación en público. Cuando se actúa sobre un escenario y se es consciente de que está siendo escuchado, suele aparecer el miedo escénico. Actuar es una habilidad como cualquier otra, y hay que aprenderla. Negar esto nos convierte en músicos incompletos. En Soldofá aprenderá a controlar la ansiedad, la inseguridad y cómo tiene que prepararse para que todo salga bien.
Se realizan como mínimo 2 conciertos al año para los alumnos que quieran, en el que además de tocar de forma individual, se preparan para actuar en grupo según la selección que hacen los profesores, para que se interrelacionen entre ellos.  

En resumen, el objetivo principal del Método Soldofá es conseguir que el alumno disfrute de aprender a tocar un instrumento con un nivel académico de calidad, relacionándose con otros estudiantes de música, participando en las distintas actividades diseñadas para él y que esté siempre motivado para que la música se convierta en el medio para hacerle feliz.

Equipo Directivo:

Director Fundador del Método Soldofá y Gerente: Juan Manuel Gil Grima.
Directora Adjunta y Relacciones Públicas: Xisca Juan Ramón.
Jefe de Estudios: Kevin Díaz.


 

Sigue lo que pasa en www.facebook.com/soldofa.